La Iglesia

 

Se halla situada en la misma manzana en que está la sede de la Hermandad, en el chaflán que forma la Corredera Baja de San Pablo y la calle de la Puebla

 

 

Horarios de Culto

Lunes a Viernes a las 19 horas

Sábados y vísperas de festivos a las 19 horas.

Domingos y festivos a las 11, 12 y 12:45 horas.

Bodas y Bautizos

 Se puede concertar la celebración de bodas y bautizos, llamando

al responsable de este servicio en el teléfono 91/522 37 74.

Visitas

De Lunes a Sábados de 10:30 a 14:00. Entrada, donativo de 2 €  por persona,  destinados a los fines sociales de la Hermandad.

Visitas de Grupo  : Concertar en el número arriba indicado 

 

 

 

Fue construida entre los años 1625/1630 por la Institución de San Antonio de los Portugueses según trazas del Hermano Pedro Sánchez, de la Compañía de Jesús; pasó luego en 1660 al Patrimonio regio de  doña Mariana de Austria, cambiando así su denominación a San Antonio de los Alemanes; en 1705, con el cambio de dinastía, fue donada por el Rey don Felipe V, con todas sus pertenencias, a la Hermandad del Refugio.

 La fachada y acceso a la iglesia, en el citado chaflán, conserva el volumen y líneas generales de su primitiva traza, según el plano existente, firmado por Pedro Sánchez y Juan Gómez de Mora, aunque rectificado a finales del siglo XIX, para “armonizarlo” con el estilo del nuevo edificio general que rodea la iglesia.

 Precedida de un pequeño vestíbulo, se accede a su única nave, de planta oval, cubierta por una cúpula de igual forma, de construcción encamonada, sin tambor de apoyo en los muros laterales, y separada de ellos por una sencilla cornisa corrida; no tiene tampoco linterna, iluminándose solo por las luces de los huecos altos laterales.

 Frente a la puerta de entrada, en el extremo del eje longitudinal, se halla una hornacina a modo de pequeño ábside, que aloja el Altar Mayor, construido en 1760 de estilo barroco clasicista, proyectado por el arquitecto Miguel Fernández, y presidido por la imagen del Santo titular San Antonio de Padua, talla del siglo XVII, atribuida al escultor Manuel Pereira.

 Este retablo sustituyó sucesivamente a otros dos anteriores; el original de 1630, de la escuela clasicista de Juan de Mora y uno barroco de 1701.

 La citada Cúpula está decorada con una alegoría de la Gloria de San Antonio, sobre un anillo basamental, pintado en trampantojo con elementos arquitectónicos florales y figuras de Santos.

 Estas magníficas pinturas al temple, se deben a los pintores Francisco Rizzi y Juan Carreño de Miranda, desarrollando unos bocetos previos de Agostino Mitelli y Angelo Michele Colonna, con modificaciones de Lucas Jordán, en 1690, en el curso de una restauración por humedades.

 El mismo Lucas Jordán, realizó en esos años, las pinturas de todos los muros verticales del templo, con escenas de diversos milagros de San Antonio, y en la zona inferior retratos de Reyes- Santos

En esos muros, se hallan colocados, seis altares laterales, en ligeros rehundidos con su fondo cubierto por lienzos de pintura, debidos a los pintores Eugenio Cajés y Lucas Jordán y están rematados por óvalos con retratos reales, y tribunas cerradas por celosía de madera dorada.

Este Interior de la Iglesia de San Antonio constituye por sus dimensiones, proporciones y unidad, dentro de las particularidades de sus elementos un excepcional ejemplo del Barroco Madrileño. Con autores de gran categoría y mereció ser declarado Monumento Nacional en 1973.

El órgano, inaugurado en diciembre de 1923, es de estilo arquitectónico ecléctico e instrumentación romántica, con teclado manual de 56 notas, pedales de 30 notas y 14 registros. Construido por Eleizgaray y Compañía, de Azpeitia, por un coste de 25.000 pesetas, fue financiado, junto con otras importantes obras realizadas esos años en la iglesia, por doña Catalina Garrapucho, que instituyó como única y universal heredera a esta Hermandad.

 Debido a filtraciones de agua, estuvo arruinado desde el año 1950 hasta 2010, que fue incluido por la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid en el programa de restauración de edificios religiosos de ésta.

 Los trabajos de restauración y reconstrucción fueron ejecutados por el organero Carlos Álvarez Ramírez, de Teruel, con el informe técnico y supervisión de Ramón González de Amezúa, organero y ex director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

  La iglesia de San Antonio de los Alemanes, por sus excelentes condiciones acústicas, tuvo una importante actividad musical, manteniendo un maestro de Capilla hasta 1952; que fue Moisés Baylos Albéniz, sobrino del maestro Isaac Albéniz. Cuenta también con un considerable número de partituras en su archivo musical, muchas de ellas compuestas  expresamente para esta iglesia, y que han sido recientemente clasificadas y digitalizadas.

La cripta de la Iglesia está dedicada al que fuera miembro de la Hermandad, San Francisco Poveda.

La imagen existente en la Iglesia, conocida como Cristo de La Salud, es sacada en procesión de solemne Vía Crucis durante la Cuaresma, todos los años.

Breve Reportaje fotográfico: Imagen 1, Imagen 2, Imagen 3, Imagen 4. Imagen 5, Imagen 6, Imagen 7, Imagen 8, Imagen 9, Imagen 10.

Acceso al estudio “La decoración de San Antonio de los Portugueses de Madrid. Gutiérrez Pastor, Ismael, Arranz Otero, Universidad Autónoma de Madrid.”